Informe semanal

<< Vuelta a las noticias

Informe Semanal del 11/07/2017

Los mercados han experimentado subidas muy ligeras en una semana que ha seguido estando dominada por las problemáticas de los bancos centrales.

En Estados Unidos, el hecho de que los salarios por hora no hayan aumentado en términos interanuales no gusta a los defensores de la teoría de la curva de Philips (de forma sencilla: una vez que la tasa de desempleo es muy reducida, los salarios aumentan dado que la capacidad de negociación de los trabajadores es mayor). Como consecuencia de esta estabilidad en los salarios, las expectativas de inflación no remontan y los tipos a 10 años se mantienen en torno al 2,3%, es decir, su nivel de fin de año.

En Europa los tipos atraviesan un momentum diferente. La publicación de las actas de la última reunión del BCE ha confirmado la voluntad de algunos integrantes del comité de política monetaria de poner en práctica una política menos acomodaticia. La reacción sobre los tipos a largo plazo ha sido bastante clara y el Bund (deuda alemana a 10 años) terminó la semana en 0,57%. Partiendo de un nivel de 0,25% el Bund ha tardado menos de dos semanas en alcanzar su nivel más alto en los últimos 18 meses. Las consecuencias sobre las compañías van en la misma línea que el movimiento iniciado la semana anterior: las tendencias de compras se dirigen hacia los bancos y hacia una parte de valores cíclicos europeos (sector del automóvil, por ejemplo) mientras que en el lado contrario nos encontramos con empresas endeudadas y también con una gran parte de títulos de crecimiento cuyas valoraciones son muy sensibles a los tipos.