Informe semanal del 14/05/2018

<< Vuelta a las noticias

Ningún dirigente europeo consiguió al final disuadir a Donald Trump de que no se retirara del acuerdo nuclear iraní. Una decisión con gran impacto tanto a nivel económico como geopolítico.

 

El acuerdo de Viena firmado en 2015 preveía un levantamiento de las sanciones económicas sobre la economía iraní a cambio del fin del programa nuclear militar. El regreso del embargo implica para las empresas, estadounidenses o no, retirarse de Irán en los próximos 6 meses: el principio americano de extraterritorialidad impone a las empresas que operan en dólares cumplir con las leyes de Estados Unidos. Si es necesario, se exponen a una amplia gama de sanciones: multas exorbitantes – BNP pueden dar fe – y/o vigilancia estrecha – Alstom ha pagado el precio. Incluso aunque Francia sigue siendo signataria del acuerdo, varias grandes compañías nacionales podrían verse afectadas y sus proyectos iraníes comprometidos. Este es en concreto el caso de Airbus que debía entregar 100 aviones, de Total que se prepara para explotar un yacimiento de gas en alta mar, o Peugeot y Renault que han firmado alianzas para fabricar y distribuir automóviles en el lugar.

 

A nivel geopolítico, el presidente Trump se enfrenta a una situación ya precaria en Oriente Medio al oponerse al principal poder chiíta. Su decisión fue aclamada por sus aliados en la región: el estado israelí que celebrará su 70 aniversario y el régimen saudita, un reino cambiante. Hasta ahora, el impacto en los mercados financieros ha sido moderado, a excepción del petróleo, que continúa con su ascenso iniciado hace casi un año. Si hubiera una escalada, sin duda la volatilidad de los activos de riesgo emprendería una senda alcista.

 

El contraste con la cuestión coreana es sorprendente. La reunión entre el líder de Corea del Norte y el presidente de los Estados Unidos, programada para el 12 de junio en Singapur, se muestra como el símbolo de la relajación anunciada. Una situación inimaginable hace solo unos meses cuando los dos líderes estaban enfrentados por “Little Rocket Man” y el “perro asustado”, y los mercados temían una posible guerra nuclear… Hasta ahora, la ecuación de Corea del Norte -¡está lejos de resolverse!

 

Tanto a nivel de los hogares, como de los precios de producción, las cifras de inflación de la semana pasada en EEUU fueron levemente inferiores a lo esperado por el consenso: + 2,3% (se esperaba un aumento del + 2,4%) a un año para los precios de producción, excluyendo energía y alimentos, y del +2,1 (+ 2,2% esperado) para la inflación subyacente.

 

De manera más inusual, la volatilidad implícita, deducida de las opciones, en las acciones europeas siguió siendo inferior a la de la renta variable de EEUU. Durante varias semanas, esta ha sido una señal de que el riesgo percibido por los mercados es más fuerte en Estados Unidos que en Europa. Esta brecha, que es de solo unas pocas decenas de puntos porcentuales, podría ampliarse en los próximos días si la tendencia continúa.

 

Señal de la fortaleza del mercado de trabajo en Estados Unidos, las demandas de subsidios por desempleo se han mantenido en niveles históricamente bajos desde la crisis, con 211.000 peticiones “solo” la semana pasada, una cifra estable en las últimas dos semanas.

 

 

La elección de la semana: NVIDIA: más allá de las expectativas

Conocida por el gran público por sus tarjetas gráficas, la compañía americana NVIDIA es uno de los líderes mundiales de inteligencia artificial.

 

El grupo tecnológico de Santa Clara presentó la semana pasada sus resultados para el primer trimestre de 2018, con unos ingresos superiores al 66% en el año y un alza del + 151% para los beneficios por acción. NVIDIA tiene una demanda muy fuerte de los dominios de centros de datos, un segmento que ha crecido un 71% en el año y se ha quintuplicado en solo dos años: sus tarjetas gráficas aceleran el procesamiento de datos a través de las redes neuronales, lo que permite a las empresas desarrollar todo tipo de aplicaciones de inteligencia artificial. Nuestra convicción se ve reforzada por estas cifras sólidas, así como por las buenas perspectivas abiertas por la inteligencia artificial para el resto del año. Mantenemos nuestra posición en Echiquier World Equity Growth.

Star : 1526816050.0198
Stop : 1526816050.5505
Execution en 0.531 secondes